Durante mucho tiempo las terrazas han sido consideradas como un plus, que hacían ganar adeptos en ciertas épocas del año, sobre todo en verano; y que permitían albergar todo tipo de eventos.Sin embargo, la nueva normalidad ha convertido a ese complemento en un preciado atributo que, en muchos casos, determina la posibilidad, o no, de abrir un restaurante. Lejos de verlo como un inconveniente, en algunos restaurantes con terraza de Mallorca como Lume & Co, hemos visto en esa obligación una oportunidad para completar, aún más, nuestras instalaciones.Y es que los espacios abiertos como los que tenemos nosotros permiten crear un ambiente muy acogedor, en el que nuestros invitados se sienten como en casa. Los que hayáis visitado nuestra terraza sabréis que es una mezcla de estilo escandinavo y minimalista, con un toque fresco y mediterráneo, que invita a la relajación.Algo que también se consigue con el encanto que aportan las paredes de piedra, estilo mallorquín, de nuestro edificio histórico.Otro de los aspectos que a nosotros nos ayuda a crear el marco romántico que buscan muchos clientes cuando nos visitan, sobre todo si es en pareja, y para celebrar una fecha especial, es aportar calidez a las noches primaverales con pequeñas fogatas.Ese clima íntimo hace que muchos opten por alargar la velada tomando una deliciosa copa de vino bajo las estrellas.Pero como os podréis imaginar, los beneficios de las terrazas van mucho más allá. Por ejemplo, para los que tengáis hijos, conoceréis el dilema que genera salir a comer a un restaurante con ellos. Porque para los niños lo de salir está bien, pero lo que siempre buscan es jugar. Por eso, muchas familias nos reservan mesa en la terraza.De esa manera, cuando terminan sus platos, los más pequeños se pueden levantar e ir a jugar, mientras los padres los vigilan, en la distancia, sin tenerse que mover de sus asientos.A este respecto, cuando busquéis un restaurante con terraza en Mallorca, no os olvidéis de mirar si cuentan con un área infantil como la que tenemos nosotros. Si queréis que mayores y pequeños disfruten de la experiencia, es importante.Pero aparte de todos estos temas, la realidad actual es que la mayoría de las personas que eligen hoy en día un restaurante con terraza, lo hacen por un tema de seguridad.En primer lugar porque los estudios llevados a cabo por múltiples investigadores confirman que los contagios son más improbables en las áreas abiertas al aire libre, que en el interior de los locales, dónde la concentración del aire facilita la transmisión de los aerosoles.Pero también porque, en el caso de las terrazas grandes como la nuestra, es posible mantener la distancia habitualmente requerida de entre 1,5 y 2 metros entre las mesas.Algo a lo que nos hemos acostumbrado y, de no existir, nos molesta e incomoda. ¡Quién nos lo iba a decir!Habrá que ver cómo evoluciona nuestra cultura en el futuro, si volvemos a los hábitos de antaño, en los que era habitual celebrar eventos masivos con la gente codeándose, o mantendremos esta distancia que, psicológicamente, hemos interiorizado.Después de esta detallada explicación del porque las terrazas han llegado para quedarse, queda un último argumento que, si aún dudabas, te convencerá. Al menos, si nos referimos al caso del restaurante con encanto de Mallorca Lume & Co.Y es que tenemos un as bajo la manga que hace posible utilizar la terraza en cualquier época del año. Ese caballo ganador es nuestro porche, un área techada, elegante dónde las haya, que hasta los días de lluvia, o en verano cuando al mediodía hace mucho calor, cubre su aforo.Si resides en Mallorca, o vienes a visitarnos, y buscas, como muchos otros, un restaurante con terraza, ven a descubrir la nuestra. En ella encontrarás múltiples razones para repetir. Entre otras, nuestra deliciosa carta , en la que encontrarás platos elaborados con algunas de las mejores carnes de vacuno de Mallorca ¡Te esperamos!